Tienda | Tower Garden | Contacto

Reproducir vídeo

Corres para olvidar las penas?

A eso se le llama escapismo, una forma de evadirse de los problemas del día a día para mantenerse en un estado de calma y seguridad.

Y según un estudio del Instituto Noruego de Ciencia y Tecnología que se ha publicado en Frontiers in Psychology, eso no es nada bueno, ya que concluye que las personas que utilizan el running para escapar de los problemas de la vida son más propensas a desarrollar una adicción al ejercicio poco saludable.

Un estudio danés de 2021 ya enumera algunos signos de adicción al ejercicio entre los deportistas:

Realizar volúmenes de ejercicio exagerados.

Falta de control sobre la cantidad de ejercicio que practican.

Experimentar síntomas de abstinencia cuando dejan de hacer ejercicio.

Conflictos con la familia y los amigos a causa del ejercicio.

Que te quede claro: no hay un sitio donde nos podamos esconder de nuestros miedos y angustias. Después de correr, seguirán ahí.  Entonces, cuál es la solución? Sin duda, afrontar la realidad.

Comparte esta publicación si crees que puede interesar a alguien de tu entorno.